El primer cabezal de cosecha del mundo construido con fibra de carbono es de origen argentino y el arroz es el gran ganador

abezal-fibra-de-carbono

El Stripper G-FAS —ya probado en el SOB— está sustentado en una estructura que es 5 veces más resistente que el acero, pero más liviana que el aluminio. Es para trigo, cebada, pasturas y arroz.

“Al productor de trigo le va a convenir porque cosechará más hectáreas por día pero, además, porque tendrá el beneficio agronómico del rastrojo en pie y le permitirá sembrar en forma más sencilla la soja de segunda”.

Para el Ing. Agr. Héctor Huergo, el Stripper G-FAS aparece como novedad a nivel mundial y promete revolucionar la cosecha de granos finos como arroz, trigo, cebada, centeno, canola, mijo y semillas forrajeras.

“También se combina con el beneficio para el contratista, ya que cosechará más hectáreas con un menor gasto de combustible”, agregó el comunicador agropecuario, quien también es miembro de la firma.

G-FAS (sigla que deriva de Green Footprint Ag Solutions) y Adecoagro desarrollaron un novedoso cabezal de cosecha con rotor desgranador construido con fibra de carbono.

“También se rompe el paradigma de corta y trilla, porque corta dentro de la plataforma y trilla dentro de la máquina. Este sistema no corta, pero trilla con los rotores. Es decir, todo el trabajo lo hace la plataforma y el resto de la máquina se convierte en una retrilladora que completa el proceso. El 90 % que ingresa a la máquina ya está trillado”, amplió Huergo, en la presentación convocada por Pool de Periodistas.

Los ensayos en trigo se hicieron —este verano— en un campo del distrito de Coronel Pringles, cerca del arroyo Las Tunas, sobre la ruta provincial 76, en el sistema de Ventania.

“El campo tuvo rindes promedio por encima de 7.000 kilos por hectárea. Trabajamos en un lote donde se lograron casi 10.000 K/H de un trigo de mucha calidad”, comentó Huergo.

“Lo hicimos con un cabezal de 45 pies, que arrancó funcionando sobre una cosechadora de un contratista cordobés”, dijo.

“Son 14,20 metros de ancho a una velocidad de 10 kilómetros por hora; es decir, se trata de 14 Has. por hora de capacidad instantánea. Eso está por encima por módulo de esa cosechadora y es más de lo que puede procesar”, explicó.

 

Innovación y desarrollo

Ana-Fernandez

Varias de las bondades del nuevo stripper ultraliviano están sustentadas en su estructura de fibra de carbono, que es cinco veces más resistente que el acero, pero más liviana que el aluminio.

Durante los últimos años, la fibra de carbono viene aportando innovaciones para diferentes sectores de la industria. Un ejemplo de ello se encuentra en la creciente utilización en el rubro automotriz.

Respecto de su participación en el agro, la Argentina se ha transformado en pionera, ya que al recientemente patentado Stripper G-FAS lo antecedió el botalón para pulverizadoras, también desarrollado por los fundadores de la empresa G-FAS, siendo los dos únicos implementos del planeta destinados al sector agropecuario que están construidos con fibra de carbono.

El stripper, de 30 pies de ancho de labor, es lanzado después de cuatro años de investigación y desarrollo.

Entre las múltiples ventajas que ofrece se encuentra la reducción del consumo de combustible (del 35 al 50 %); la posibilidad de trabajar a alta velocidad (10 km/h en promedio), duplicando la capacidad de recolección de la cosechadora, que permite trabajar con mayor humedad —lo que determina más días y más horas por día de cosecha— y que ofrece un muy buen tratamiento del grano que deriva en la reducción del quebrado.

Ana Fernández Mouján, presidenta de G-FAS, remarcó otros beneficios económicos como la menor cantidad de cuerpos extraños en el material cosechado; un muy bajo nivel de pérdidas por el cabezal y por la cola de la cosechadora; el menor desgaste de la cosechadora que deriva en un menor costo de reparaciones; un escaso y sencillo mantenimiento, debido a que es muy fácil la sustitución de piezas de sacrifico (peines).

“Además, los peines tienen mayor duración, ya que son de acero inoxidable y porque el cabezal ofrece un ‘stripping’ más limpio por el menor ingreso de otros materiales que no son granos, como porciones de hojas y tallos”, explicó Fernández Mouján.

 

Arroz, el gran ganador

Los técnicos de Adecoagro encargados de la producción de arroz señalaron las ventajas adicionales que tiene el nuevo cabezal para ese cultivo.

Por un lado, al quedar la planta en pie se mantiene la dominancia apical, con lo cual no rebrota, como ocurre cuando se cosecha con una plataforma Draper y, por lo tanto, requiere una aplicación de herbicida (glifosato). De esta forma, el Stripper G-FAS contribuye a una menor emisión de gases de efecto invernadero.

También remarcan que, frente a las complicadas condiciones del piso que suelen ofrecer las arroceras, el cabezal más liviano facilita la marcha de las cosechadoras, dado que mejora el rendimiento de la doble tracción al permitir que todas las ruedas logren un buen apoyo; en cambio, con los cabezales pesados las ruedas traseras pierden poder de tracción.

 

Los bonos Verdes

Carbon Group Agro-Climatic Solutions realizó la Verificación Independiente de los beneficios ambientales generados a partir del uso del equipo Stripper G-FAS.

Esa consultora, que tiene alcance internacional, emitió un certificado que ha sido formulado siguiendo los principios de los Bonos Verdes de la ICMA (International Capital Markets Association), en el que señala que el equipo podría acceder al mercado de Bonos Temáticos, entre ellos a instrumentos financieros considerados verdes.

El análisis realizado por Carbon Group sobre los posibles impactos climáticos y ambientales indica que “el uso normal del Stripper G-FAS no puede ser origen de daño, es decir que cumple con la norma Do no harm”.

La consultora también señala que las emisiones de gases de efecto invernadero se reducen aproximadamente un 31 % respecto de un equipo convencional.

Otros impactos remarcados por Carbon Group son:

—En la recolección de trigo, el consumo de combustible baja de 7-11 a 3-5 litros por hectárea cosechada, debido a la mayor altura de corte de la planta.

—Las pérdidas en trigo, cebada, arroz, mijo y demás bajan de 6-10 % a 1-3 %.

—Menor ocurrencia de compactación de suelos.

—Adelantamiento de la siembra de cultivos de verano (soja de segunda, maíz ciclo corto).

La Semana Entre Dos Ríos