Adelanto de edición papel de ACELERANDO – Discriminación en el automovilismo entrerriano: ¿y si caen en su propia trampa?

CE

Los representantes de T.C. Pista Entrerriano (Oscar Elena, Moine y Fabián Maín), F. Renault Entrerriana (Romildo Trossero y Hugo Wertz), Karting Asfalto Gualeguaychú (Julio Velázquez y Alejandro Tommasi), F. Entrerriana (Edgardo Stettler), Rally Entrerriano (Javier Tofay), todos presentes en Villaguay el 8 de enero, y mediante notas el Campeonato Entrerriano de Karting, Turismo Pista 1400, Karting Río Paraná, y Citroën Competición resolvieron por unanimidad que siga vigente la cláusula que autoriza a participar en Competición Especial sólo a los pilotos con domicilio real en los departamentos de Colón y C. del Uruguay (Uruguay, a secas, se llama), recordando que dicha resolución solamente puede ser modificada por otra de igual entidad, es decir emanada en Asamblea, invocando las razones del ¿perjuicio? que (a TPE 1600) ya se le ha causado al respecto.
En rigor de verdad, más que una autorización –como se la disfraza decorosamente- se trata de una PROHIBICIÓN para todos quienes no pertenezcan a esos departamentos, además de llamar la atención que no haya tenido participación TC del Litoral, sin ser parte involucrada, y sí Citroën por no serlo precisamente, en tanto que Competición Especial no fue llamada a votar para el caso que trataba la creación de una nueva categoría de Citroën con motores Tipo 1.4.
Las mencionadas categorías, además, descartan que (la cláusula) fuera provisoria, que haya tenido vigencia por un año y que no puede estar afectada porque hayan existido las autorizaciones que hizo mención la categoría en su descargo, concretamente el haber desarrollado actividad fuera de los departamentos autorizados
Sin embargo, en los argumentos expuestos la casi totalidad de las categorías participantes por diferentes razones, han coincidido que es una cláusula que merece ser revisada, y que deberá integrar el Orden del Día de la próxima Asamblea que convoque la entidad, en forma unánime los miembros presentes, y conforme al voto coincidente en igual sentido de las notas recibidas, decidieron, que la C.D. de Competición Especial 850 deberá dar cumplimiento de dicha disposición con futuros pilotos domiciliados en la provincia de Entre Ríos que se integren a la categoría en el corriente año. Quedan así «exceptuados» los pilotos de otros departamentos y de la República Oriental del Uruguay (tal el caso de Andrés Horta), que ya tuvieron participación en la en la categoría.
A todo esto, al cierre de esta edición mecánicos y quienes tienen intenciones de hacerlo y precisamente no son de ese origen comenzaron a mandar cartas documentos a aquella entidad. Solicitan que tal PROHIBICIÓN sea revocada de forma urgente, considerándose perjudicados por su aplicación.
Además, la Comisión Autódromo de Concepción del Uruguay –que tiene a su cargo la categoría- pidió urgente reunión con la CDA a la que ya le envió una carta poniéndola al tanto de la situación.
Todo esta problemática tiene su origen, no en la incorporación en sí a Competición Especial de pilotos de otros orígenes a los indicados, sino en la debacle en la que cayó Turismo Pista Entrerriano 1600 durante 2019, cosa que en diferente medida también sufrieron otras categorías, que no tienen una excusa similar de donde prenderse para tapar sus propios desaciertos, más allá del retroceso de la actividad económica del país. Problemática que no sufre, por ejemplo, el Karting Entrerriano, al que le surgieron categorías similares por todos lados, sin que su dirigencia interfiriera en el accionar de las demás, ocupándose puertas adentro de corregir errores y ratificar los aciertos..
Se quiere dar a entender con aquello, desde esa categoría, que de haberse dado estricto cumplimiento a la resolución mencionada la debacle no hubiera existido, pretendiendo que se ignore que la sangría de pilotos que sufrió TPE es responsabilidad de Competición Especial, algo absolutamente falso, como demostramos a través de un informe especial publicado en la edición de octubre de 2019. O bien, al haberse logrado, quizá por poco tiempo, que se reflote la discriminatoria resolución, la intención es evitar que la categoría con base exclusiva en el autódromo de Concepción del Uruguay siga creciendo, lo que evidentemente mucho molesta a cierta dirigencia (rentada por los pilotos) que hizo oídos sordos a quienes alertaban el mal momento. Porque si se supone que de esta manera se suma para sí misma, los hechos se encargarán de responderlo, aunque resulta altamente improbable -sino imposible- que quienes se vean impedidos de sumarse a Competición Especial vayan a parar precisamente a la categoría que –desempolvando una antigua resolución- no se los permite.
Discriminatoria resolución decíamos, porque -entre otras cosas- en la era de la globalización resulta irrisorio limitar la participación de pilotos de una categoría a solo dos departamentos, que también lo sería aunque abarcara a toda la provincia, por ejemplo, sin permitir a quienes no sean entrerrianos a participar. Discriminatoria tanto para los pilotos como para la propia categoría: en el primer caso porque PROHÍBE que los no nativos de esos lugares desarrollen su actividad deportiva allí, y en el segundo porque la medida rige solo para Competición Especial.
Suponiendo que la resolución se mantuviera indefinidamente, ¿qué pasaría si CE propone y/o exige que rija para todas las categorías?, esto es que, por ejemplo, en la Fórmula Renault Entrerriana participen solo pilotos de los departamentos Paraná y Diamante; en el Turismo Pista 1400, de Concordia y Federal o Federación; en Citroën y Karting de Asfalto Gualeguaychú, de ese y Gualeguay; del Karting Río Paraná del departamento del mismo nombre y algún otro, por mencionar a divisionales que «legislaron» para otra, pero no para sí mismas. En absolutamente todas las indicadas (zonales sin excepción) han participado pilotos que no son de los departamentos señalados, sin prohibición alguna que los discrimine, aportando con mayor esfuerzo económico (por una cuestión de distancia) al parque de cada una. Por eso, entre otras cosas, la PROHIBICIÓN que se ratificó no tiene sentido alguno. Si bien en el ambiente es común diferenciar entre categorías provinciales y zonales, según lleven el mote de «entrerriana» o no, para la CDA tal diferenciación no existe, llamando zonales a todas, con la excepción de «regionales» a algunas de la provincia de Buenos Aires.
Y siguiendo con aquella suposición, interesante encrucijada se les presentaría a esas categorías que se subieron al tren que cerca estuvo de descarrilar en 2019, debiendo optar entre darle de baja a la prohibición o caer en la misma vieja trampa que tan desactualizada está que definitivamente es arcaica, vetusta, discriminatoria, absurda, obsoleta, etc., etc., etc.
Miguel I. Rodríguez

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!