Chajariense devolvió más de $1 millón, que encontró en la costanera

“Eran diez cheques que sumaban casi un millón y medio de pesos”, relató Marcelo Pinarello, el hombre que los encontró en la zona de carribares de Paraná y rastreó al propietario para devolverlos.

Un alto para almorzar y el hallazgo

El chajariense, según contó tras hacerse público el gesto, estaba de paso por la capital entrerriana, junto a un amigo. Había viajado ir la a la ciudad de Santa Fe por un trámite personal y, en el camino de regreso hacia Chajarí, decidió hacer un alto en el camino y almorzar en el Parque “Urquiza” de Paraná.
Así fue que lo hicieron junto a un amigo y, al regresar a su vehículo, que estaba estacionado bajo la sombra de los antiguos eucaliptos, encontró diez cheques que totalizaban un valor estimativo de 1.500.000 de pesos.
“Eran diez cheques. Cinco que estaban solos y otros cinco que se encontraban en una sola hoja de impresión. En total, sumaban alrededor de un millón y medio de pesos”, relató Pinarello a un medio paranaense y agregó que “pertenecían a una firma importante de artículos electrónicos”.

Dieron con el dueño

Al revisar los valores, pudo individualizar al hombre que los había firmado y logró contactarse vía telefónica con el empresario. “Ellos no sabían nada y no entendían nada porque no había denuncia todavía”, afirmó.
Así fue que, el martes, “se comunica conmigo un viajante de Paraná, quien era el que había realizado la cobranza de los cheques encontrados y los había perdido en el lugar”, señaló.
El viajante “no entendía que alguien devolvieron lo que no es de su propiedad, pero la lucha que tenemos es contra lo que está mal y sería hipócrita ir contra esos principios; porque lo que no es mío es de alguien más”, dijo Marcelo.
Gabriel, el viajante, al día siguiente confirmó que había recibido los cheques, por lo que agradeció infinitamente la devolución. Habría ofrecido, además, pagar una recompensa que fue rechazada.
Al respecto, el hombre hizo una reflexión por lo ocurrido. “Si no damos el ejemplo nosotros, que somos los que queremos cambiar lo que está mal, ¿quién lo va a dar? Las necesidades las tenemos todos y no estamos muy holgados de dinero, pero uno sabe que lo que no es mío es de alguien más y, con la devolución, no hemos hecho más que cumplir con nuestro deber ciudadano”, remarcó. Fuente: El Entre Ríos – El Once.