Atacan con piedras a micros y autos en la costa del Uruguay

Un informe da cuenta de la grave situación que se mantiene, desde hace años, en los accesos a las ciudades, tanto en Entre Ríos como en el Uruguay. Los ataques a micros de pasajeros y autos se repiten en Concordia y Concepción del Uruguay. En el vecino país, la situación no varía mucho.
A comienzos de mes, una vecina de Concordia publicó en Facebook un comentario que daba cuenta del ataque que había sufrido un micro de larga distancia en Avenida Frondizi, acceso sur a la ciudad.
“Preocupante y reiterativo… La bienvenida o despedida a nuestro turismo. Lo triste nadie se hace cargo…..”, reza el mensaje y va acompañado por imágenes que valen como ejemplo.

En Concepción también llueven piedras

Un informe periodístico del sitio 03442 pone en relieve los constantes ataques vandálicos, generalmente protagonizados por menores.
El último ocurrió sobre la zona de la curva del ex circuito Mena, donde un taxista que había llevado pasaje al barrio 134 Viviendas y se dirigía al centro de Concepción del Uruguay, fue sorprendido por menores que arrojaron una piedra de gran tamaño al parabrisas. El impacto causó la rotura del cristal y sorprendió al conductor, que se tiró a la banquina y detuvo su marcha.
“Es increíble lo que sucede. Al escuchar el golpe y ver como saltaba el espejo retrovisor, paré la marcha y vi como un grupo de menores salía corriendo. No podía hacer nada; ya que si reacciono, salgo perdiendo porque al ser chicos nada se puede hacer. Menos mal que pegó en ese lugar, si daba más sobre mi lado podría haber resultado lesionado”, contó el damnificado.
Ataques como este son frecuentes y ya hubo heridos en autos y ómnibus, indica el medio; pero lo más preocupantes es que no se encuentra una solución y ya este tipo de actos vandálicos ocurre en los accesos a la ciudad y a cualquier hora.

Los datos, del otro lado del río

Desde la Asociación Nacional de Empresas de Transporte Carretero del Uruguay, informaron que el 73 por ciento de las apedreadas a micros ocurren en los accesos a Montevideo.
El 70 por ciento de los ataques se dan entre las 18 y la medianoche; y en el 10% de los casos, los ómnibus están en circulación. Por día, entre dos y tres unidades son apedreadas, a pesar de las cámaras de videovigilancia monitoreadas por el Ministerio del Interior, desde el año 2014.
Desde la asociación reconocen que las cámaras redujeron la cantidad de atentados, pero que el problema sigue presente. Casi el 70% de los impactos se registran en las ventanillas laterales derechas. Casi la mitad de los daños en parabrisas se dan del lado del conductor, lo que aumenta el riesgo de accidentes. El informe arroja que los costos de reparación oscilan los 18.200 pesos.

En Paysandú

Los ataques vandálicos no ocurren solo en la capital, aunque los del Interior son en menor cantidad. Hace años, se habían registrado varios hechos en zonas disímiles: frente a la fábrica de Portland de Paysandú, en los accesos por ParWay, en Cardona, Santa Catalina, Las Piedras, Toledo y Suárez, entre otros.
Si bien no todos los ataques dejan personas lesionadas, en la mayoría de los casos se atenta contra la integridad física, ya que un reflejo al sentir la piedra golpear el parabrisas, vidrio o techo, puede derivar en un accidente. La mayor tragedia sucedió en el 2000, cuando hubo víctimas fatales y personas que quedaron con graves secuelas. Fuente: El Entre Ríos – 03442.com.ar – El Telégrafo

La Semana Entre Dos Ríos